•  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  
We're campaigning for a Special DVD edition of "The Night of the Hunter": Join the cause!
•  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  •  

Saturday, January 23, 2010

So this is the woman it took Crassus eight legions to conquer...



Batiatus: Come with us. See to it that I don't misuse the money.

Gracchus: Don't be ridiculous, I'm a senator. Will you please go before the soldiers come in?





Gracchus: Oh, this would really make Crassus jealous.

So you see, Gracchus was second only to Spartacus as far as Varinia was concerned. Eat your heart out, Crassus!

I'd like to think that Charles and Jean Simmons are meeting right now for a cup of tea, after all this time. Not in Picenum but in the Elysian Fields.

14 comments:

David said...

Muy apropiado, Gloria. Un saludo.

Gloria said...

La Simmons también trabajó con Charles en "La reina virgen", aunque aquí hacía de su padre, así que no le daba celos a Stewart Granger ;D

Eudora said...

Muy bonito el homenaje Gloria. De hecho como tengo ya el dvd voy a ver esa escena ahora mismo. Siempre fue uno delos momentos de la película que más me gusto desde el primer día que la ví.

Gloria said...

Esa escena, y la que sigue me gustan mucho. El personaje de Laughton no tiene ni de lejos las escenas que le tocarían si se hubiera adaptado con más fidelidad la novela de Howard Fast: vamos, que de ser ese el caso Graco/Laughton hubiera tenido tantas escenas -o más- que Craso/Olivier... Así que la escena me gusta también por su justicia poética, por así decirlo: ¡Vaya pirula que le hace a Craso! (un poco así en plan "vencerás pero no convencerás").

Y por cierto, no era deliberado, pero hay que ver lo similares que son los fines de Graco y de Albert Lory (ya que lo traté en un post anterior)... Claro que Lory es un bendito y Graco es más caradura, je...

Eudora said...

Sí, se echa algo de menos a Laughton en una pelicula tan larga como Spartaco, tres horas en la edición completa!. Me encanta esa escena en la que Craso lo destierra. Pienso: jó, que estarían pensando de verdad los dos... es más ¿a quién se le ocurriría unir a Laughton y a Olivier en semejante escena?.

¿Conoces la pequeña entrevista que le hicieron a Ustinov en el 92 para el remasterizado de la peli?, si no la conoces la puedes ver en youtube. Es muy curioso lo que cuenta de los problemas del rodaje y su relación con Laughton.

Espartaco es un peliculón. Esta muy dicho pero: ya no hacen peliculas así.

Gloria said...

Pues estará muy dicho, Eudora, pero no está de más repetirlo ;D

Respecto a la escena final entre Laughton y Olivier posíblemente estaban los dos pensando "Te vas a enterar tu...". Según explica Ustinov, Olivier se puso nervioso y pidió a Kubrick si podía filmar sus escenas sin que estuviera Charles delante, je, je...

Tengo la edición con los extras y conozco los comentarios de Ustinov... Si quieres que te diga mi opinión, lo que explica es muy divertido pero anda que no barre para casa ni nada... En los comentarios de la película, Dalton Trumbo acusa a Ustinov de beneficiar claramente a su personaje al reescribir las escenas que él y Laughton interpretaban juntos.

Una de las razones por las que no me tomo los comentarios de Ustinov al pie de la letra es, por ejemplo, que dice cosas como que Laughton echó a perder su talento en películas malas. Si que es cierto que Charles trabajó en algunas películas por debajo de su talento, pero que eso lo diga *precisamente* Peter Ustinov, pues tiene tela: ¡Quien habló que la casa honró!

Eudora said...

Sabía que no te iba a convencer Ustinov...je. Yo en su momento seguí bastante a Ustinov, un buen actor que siguió siendo siempre un reportero, como en sus primeros tiempos en el periodismo. Sus opiniones sobre compañeros siempre las ví demasiado tajantes y a veces frívolas, cosa que me sorprendía porque, por lo general, a menos que haya odios irreconsiliables, los grandes actores suelen ser prudentes a la hora de hablar de compañeros... a excepción de John Gielgud, siempre provocador...

Creo que Ustinov cuenta que a él Laughton lo llamaba príncipe coronado, porque él se suponía el rey... no me parece que Laughton fuera de estrella, seguro que lo decía con otra intención. Acepto la vanidad de los artistas, en su justa proporción, pero no creo que Laughton sintiera demasiado la necesidad del halago, como Olivier, que se pasaba la vida actuando.

Si Laughton hizo peliculas de calidad media (las llaman malas pero hoy día son mejores que cualquieer cosa millonaria que se hace en Holliwood), yo creo que fue por necesidad de trabajar para poder poner su dinero en proyectos que de verdad le entusiasmaban. Además, si hubo un gran actor que hizo bodrios por centenares ese fue John Gielgud, y nadie cuestiona su calidad como actor; yo no le reprocharía nunca a un buen actor que hiciera algo mediocre, en cuanto a pelicula, le reprocharía una mala actuación pero no ganarse la vida o ganar dinero para sí con su trabajo, eso es algo personal; me parecen críticas clasistas totalmente. Yo creo que en esa crítica a Laughton hay mucho de envidia, porque era un actor muy querido por un público muy amplio, pero en el fondo muy respetado por sus colegas... creo que fue Paul Scofield, Scofield!!, el que trabajó con él en un obra de teatro y aseguró sentirse aterrorizado ante la figura de Laughton, ante su magnitud como actor.

Gloria said...

A mí un amigo me definió a Ustinov como "superficial" y pienso que la definición se aplica a bastante de sus descripciones: son brillantes, divertidas, pero no se detiene a profundizar en las razones que originan una anécdota. Con todo, a veces es preferible eso que un exceso de azucar en el relato. De John Gielgud leí sus retratos de Laughton y Cedric Hardwicke en "Distinguished Company": penetrantes pero siempre educados, y con observaciones muy inteligentes.

En lo de que Laughton le llamara "The Crown Prince", sospecho que con el elogio también iba algo de choteo (en la juventud de Laughton el "Crown Prince" por excelencia era el principe heredero de Prusia, caricaturizado en Inglaterra como un petimetre fatuo e incompetente)... Porque, así entre nosotros, que ambos fueran actores y con sobrepeso, no convertía a Ustinov, nu mucho menos, en un "sucesor": Cada uno de ellos tenía su estilo (y ciertamente, sus respectivos estilos funcionan fantásticamente combinados en pantalla), pero yo creo que los actores no se venden por arrobas... El mérito está en el talento, y puestos a mirar actores "de peso", digamos que cada uno tiene un estilo personal: ni siquiera de espaldas se confundirían Laughton, Orson Welles, Sidney Greenstret o Akim Tamiroff.

Bueno, según una divertida crónica de Walter Slezack, Laughton actuaba las 24 horas del día: los actores tienen eso, vicio de actuar ;D

Te voy a dar la razón en lo de películas mediocres, y no malas: hay películas de Charles que no me han dejado una honda impresión pero si que es cierto que comparando películas malas de entonces con películas malas de ahora, el cine antiguo tiene una cierta solidez y una factura clásica que, digamos, hace que se cumplan unos mínimos. En el caso de Laughton, su participación en películas poco lucidas le permitía, por ejemplo, trabajar con Brecht. Gielgud participo en un buen número de buenas películas ("El Agente secreto", "Julio Cesar", "campanadas a medianoche"), lo que pasa que en la época dorada del cine se dedió principalmente al teatro... Cuando por fin se decidió a hacer más papeles en películas pues el cine ya no era lo que era y hacía mayormente lo mismo que muchos actores de prestigio: es decir breves apariciones en películas o series de TV, bien remuneradas, pero a destajo.

Por cierto, ¿Te suena la obra en la que trabajó Scholfield con Laughton? Ahora andaba mirando y no localizo una obra en la que trabajen juntos... ¿Tal vez coincidieran (aunque en diferentes obras) en el festival de Stratford de 1959?

Lincoln Hunter said...

Gloria: the following website (which is also on my Blog List), has two videos of Laughton reading. The post is title A Great Actor Reads.
http://www.artsjournal.com/aboutlastnight/
You may have seen these videos before, but thought you ought to know about them, just in case you hadn't.
Regards, Lincoln

Eudora said...

Si tu dices que L. y S. no hicieron nada juntos, es que no lo hicieron. Recuerdo lo de la admiración de Scofield hacia Laughton pero seguramente el episodio no fue en una obra que hicieran juntos sino en algún momento en el que coincidieron. Tengo la mala costumbre de no guardar la documentación que leo y me interesa, y no debería confiar en mi mala memoria.


Guinness decía que a Gielgud le encantaba el cine, y que le gustaban las peliculas malas especialmente, parece ser que disfrutaba más co esas. Para el propio Gielgud su mejor trabajo fue Providence. Lo de Campanadas fue una cosa curiosa: Welles lo llamó y él se vino a España rápidamente, el rodaje de su parte creo que fue cosa de dos días.

Gloria said...

Mujer, que no va a misa, que noo... Ya me gustaría saberlo todo, pero por suerte aún hay margen para descubrir cosas nuevas y dejar que el bueno de Charles nos sorprenda. Vamos, que la opinión de Scofield sobre Laughton, tranquila, que si está ya volverá a aparecer ;D

Te podría decir que hasta la más completa de las biografías de Laughton se deja cosas: Elsa, por ejemplo, nunca comentó lo amigos que eran de Ray Bradbury, que incluso les escribió una obra de teatro dedicada (no estrenada hasta hace poco, por cierto, a ver si le dedico un post al tema).

Gielgud era sin duda consciente del talento de Welles y sabía que ese viaje a España valdría la pena.

Gloria said...

Lincoln, Thanks for the heads up!

I have the original vinyl, but it is always great to hear it again: "The Storyteller" is a great record, and the Chartres story is simply wonderful. I wish Laughton had written a bit more than he did, it's evident he was a good storyteller, not only of other writer's work, but of his own stories!

Anonymous said...

A años luz ya de la muerte de Simmons (¡Qué vergüenza! cada vez me cuesta más trabajo encontrar tiempo para postear en mi blog favorito) me adhiero a vuestras quejas acerca de la injusticia Espartaco/Laughton. Es vergonzoso que la secuencia de Graco con César no entrara en el montaje final: es lo que tiene el ego de algunos. Y lo que es peor, que no se recuperara para un montaje del director. Hoy en día, para cualquier película de las que se hacen, sea mala o buena, hay secuencias inéditas, sin embargo para los clásicos, nasty de plasty. ¿Paradoja? Por supuesto, me encanta esa secuencia, como cualquiera de Charles, porque pienso que no hubo malas interpretaciones de él, sino malos productos.
Saludos para tí, mi querida Gloria, y para Eudora, que, sospecho por el nombre, que le va lo clásico (no sólo en el cine): griego y latín. Os admiro por vuestros vastos conocimientos de cine. Dos ejemplos a seguir.

Gloria said...

Hola Alceo,

El problema del cine antiguo es que, en muchas ocasiones, las escenas descartadas del montaje final iban, directamente, a la basura. De hecho uno de los responsables de la restauración de Espartaco explicaba como ésta había sido posible gracias a que coleccionistas particulares habían comprado material descartado a la productora, que de otra manera muy posiblemente se hubiera perdido.

Así que básicamente, los materiales antiguos que sobreviven lo hacen gracias a que alguien en un momento dado (fuera un productor, director, coleccionista, cinemateca, etc..) tomó la decisión de conservar ese material y gracias a ello no se perdió. Clásicos como el "J'Accuse" de Gance, "Nosferatu" de Murnau o "La pasión de Juana de Arco" de Dreyer se han restaurado a base de copias diferentes conservadas por varias cinematecas: ninguna de las copias supervivientes suele ser completa pero todas tienen alguna escena que no existe en otras.

Hoy es diferente, ya que hace años que se valoran las probabilidades comerciales de los descartes, y las mismas productoras conservan el material para luego utilizarlo en "Making Of"s o directa y simplemente, mostrar los descartes tal cual en un aparte, como extras.

En cuanto a mis conocimientos de cine, no son vastos (tengo unas cuantas lagunas que espero cubrir en vida). Soy más bien de conocimientos bastos ;p